Historia del origami completa

El origami se trata del arte de doblar el papel para obtener diferentes figuras. Su nombre procede de vocablos japoneses que significan doblar (ori) y papel (originalmente kami, luego gami). En español a este arte se le denomina papiroflexia. Pero, ¿dónde comenzó tal arte y cómo llegó a nuestros días? A continuación te contaremos la historia del origami completa.

historia-del-origami

Historia del origami: su origen

El origen del arte de doblar el papel ocurrió en China para el s. I-II d. C. Luego en el s. VI llegó el arte a Japón integrándose muy bien a la tradición japonesa. Para los años 794-1185, durante el periodo Heian, el origami era parte importante de las ceremonias de los nobles, pues era un lujo que solo se daban las personas de clase alta. Durante el periodo Muromachi, en los años 1338-1573, el papel fue lo suficientemente barato para que estuviera al alcance de todos, por lo que el estilo del origami distinguía los estratos sociales. En el periodo Tokugawa, años 1603-1867, ocurre la completa democratización del arte del origami.

Historia del origami: Occidente

Marco Polo trae el origami a Occidente en el s. XIII. Sin embargo, los europeos no lo recibieron bien. También se habla de la invasión árabe del s. VIII, cuando prisioneros chinos fueron llevados a Samarcanda. Estos enseñaron a doblar papel para hacer figuras como animales. Como la religión musulmana no permitía en el arte la representación del humano y de animales, se empezaron a hacer formas geométricas y a estudiar matemáticamente los patrones lineales que generaban el doblar del papel. Luego, durante la Reconquista, los árabes fueron expulsados de España, y a los españoles les quedaron estos diseños y desarrollos a los que incorporaron formas de la naturaleza.

marco-polo-origami

Cuando Japón abre sus puertas al mundo en 1854, el Occidente y el Oriente se encuentran. Estos sucesos repercutieron en el Origami clásico trayendo consigo el Origami moderno. Mientras en el primero se podía recortar, pegar y pintar, este último conseguía las formas únicamente mediante el plegado. Para el año 1878, en la Exposición Universal de París, se combinan conocimientos orientales y occidentales, y se crea un solo arte de origami. A fines del s. XIX se incorpora el origami a la enseñanza escolar gracias a Friedrich Fröbel, y los jardines infantiles de Japón adoptan este modelo. También para esta época, sucede que un vendedor europeo lleva papeles de colores a Tokio, impactando favorablemente en el origami.

Historia del Origami: llegada al mundo hispano

Miguel de Unamuno, para la década de 1930, es quien introduce realmente este arte en el mundo hispano, tanto en España como en América del Sur. Este escritor publicó varias obras relacionadas con el tema que como consecuencia lo convirtió en padre de la papiroflexia en Hispanoamérica.

Historia del Origami: época reciente

Si bien en un tiempo el origami perdió popularidad, eso cambió gracias a Akira Yoshizawa, un genio del arte que hizo más de cincuenta mil trabajos. Por los años 50, Yoshizawa y Sam Randlett crearon un código internacional que representa los dobleces a realizar para crear las figuras. Aun se utiliza este código como herramienta para desarrollar plegados. Desde entonces se crearon agrupaciones en diferentes países, como la Origami USA y la British Origami Society.

Akira-Yoshizawa-Origami

En la actualidad, las matemáticas y la computación han influido en el origami consiguiendo la creación de figuras complejas. La complejidad de tales figuras exige papel especializado, por lo que Michael Laffose colaboró en realizar el Origamido, considerado como el mejor papel. Por otra parte, el Internet facilita la expansión del arte y la comunicación entre los que le apasiona el tema.

¿Aún no estás suscrito al blog?

Suscríbete a nuestro feed y recibe gratis las publicaciones en tu e-mail:

ESCRIBE UN COMENTARIO